HIPERTENSIÓN (HTA)

La hipertensión (HTA) es una elevación persistente de la presión arterial sistólica (PAS) y/o diastólica (PAD) por encima de unos valores establecidos como normales en función de criterios poblacionales. En una población adulta, ≥ 18 años, se considera que existe HTA cuando, en un mínimo de dos consultas, las cifras de PAS y de PAD son iguales o superiores, respectivamente, a 140 y 90 mmHg.

La HTA presenta una elevada incidencia y prevalencia en la población general, que aumenta con la edad del paciente, afecta aproximadamente al 20-40% de la población de edades comprendida entre 18 y 65 años, y su frecuencia aumenta con la edad, se cree que su prevalencia alcanza el 60% en la población mayor de 65 años.

FACTORES DE RIESGO.

  • Edad y sexo; Tanto la PAS como la PAD aumentan con la edad en ambos sexos. Los valores de PAS/PAD son mayores en varones jóvenes que en mujeres hasta los 55 años, pero a partir de los 60 años la prevalencia de HTA en la mujer supera a la del sexo masculino. La PAS aumenta en mayor medida que la PAD conforme avanza la edad.
  • Raza; En hipertensos de raza afroamericana la prevalencia de HTA y la morbimortalidad cardiovascular son más elevadas a cualquier edad para un nivel determinado de presión arterial que en los de raza blanca.
  • Herencia; La HTA es una enfermedad multifactorial y multigénica. La prevalencia de HTA es superior entre los familiares de hipertensos, el riesgo de ser hipertenso es 2,5 veces mayor si uno de los parientes en primer grado es hipertenso, y aumenta hasta casi cuatro veces si los dos parientes en primer grado lo son.
  • Factores ambientales; El estrés, las emociones, el frío, el ruido ambiental, la profesión, el tamaño de la familia  y el hacinamiento son factores que modulan los niveles de la presión arterial. La prevalencia de la HTA es mayor cuanto más bajo es el nivel socioeconómico y educativo. En pacientes con ansiedad, depresión, conflictos con la autoridad, agresiviada, la HTA tiene una prevalencia mayor.
  • Factores dietéticos; Existe una relación entre el sobrepeso y los niveles de PAS/PAD, una reducción de peso disminuye la PAS/PAD. Es posible que la ingesta de sal actúe en individuos genéticamente predispuestos, en particular en los de edad avanzada. La reducción de la ingesta de sal facilita el control de la presión arterial. Y una ingesta baja de calcio se asocia a un aumento de la presión arterial. El consumo habitual de café aumenta la presión arterial.

DIAGNÓSTICO.

El diagnóstico de la HTA se realiza mediante tomas de tensión en el médico o por la toma de las mismas realizadas por el paciente, se deben realizar varias a lo largo de varios días. La presión arterial se debe medir con el paciente sentado después de 5 minutos o más de reposo y de 30 minutos o más después de haber fumado o ingerido cafeína. Si se realizan dos tomas de tensión consecutivas se deben dejar pasar al menos 2 minutos entre ellas. En pacientes ancianos debe medirse la presión arterial en posición sentada y de pie, por el riesgo de hipotensión postural. Las condiciones de toma de presión arterial son:

  • Usar un aparato de medida para el brazo automático o semiautomático.
  • Medir la presión arterial en sedestación de forma habitual, en bipedestación se medirá en ancianos o diabéticos.
  • Hay que estar tranquilo y en reposo, sentado con la espalda apoyada en el respaldo y el brazo descansando en una mesa. Si se utiliza un tensiómetro de muñeca se recomienda mantener el brazo a la altura del corazón.
  • La toma de tensión en el domicilio debe hacerse po la mañana, preferiblemente antes del desayuno, y por la noche antes de la cena.

La presión arterial no debe tomarse sólo cuando uno se encuentra mal.

PRONÓSTICO.

El hipertenso no tratado corre un gran riesgo de presentar complicaciones cardiovasculares, presentan un aumento de la tensión arterial con el tiempo que se asocia a una reducción de la esperanza de vida de 10-20 años. El riesgo de muerte cardiovascular es al menos el doble en pacientes hipertensos que en normotensos, el tratamiento reduce la incidencia de accidentes cerebrovasculares, infarto de miocardio no fatal y muerte coronaria.

MANIFESTACIONES CLÍNICAS.

La HTA no produce ninguna manifestación clínica específica y, por lo general, es asintomática. Pero puede causar:

PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO.

El tratamiento farmacológico, dosis y tiempo de uso debe indicarlo el médico, entre sus posibilidades estan:

PRINCIPIO ACTIVO. DOSIS RECOMENDADA. PRESENACIÓN. TIEMPO DE USO. Hidroclorotiazida a 100mg/día. Tabletas 25 mg. Indefinido. Clortalidona. 25 A 100mg/día. Tabletas 50 mg. Captopril. 50 a 150 mg/día. Tabletas 25mg. Enalapril. 10 a 60 mg/día. Tabletas 10mg. Nifedipino. 30 a 60 mg/día. Tabletas 30mg. Vasilato de Amlodipino. 5 a 10 mg/día. Tabletas 5 mg. Verapamilo. 80 a 480mg/día. Tabletas 80 mg.

 

 

 

Autor entrada: Rocío Samper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *